Dos niños murieron ahogados al caer a un reservorio de Oicatá, Boyacá

0
343
Foto: referencia

La tragedia enluta a una familia campesina del municipio de Oicatá, entre Tunja y Combita, Boyacá.

Dos hermanos de 10 y 12 años que adelantaban labores propias del campo en la vereda Forantivá, intentando recolectar agua para los animales de la finca en la cual vivían, fallecieron ahogados en un pozo de dicha zona rural.

La comandante de la policía metropolitana de Tunja, coronel María Emma Caro, explicó que “los niños se acercaron a un reservoriopara recoger agua y suministrársela al ganado. Uno de los niños se acercó para esto, y resbaló al reservorio debido a la humedad que había, el hermanito se acercó a auxiliarlo, y lamentablemente también cayó al pozo profundo».

La oficial señaló también que «al lugar llegaron voluntarios del cuerpo de bomberos, unidades de policía y hasta habitantes del sector para intentar sacar a los niños de forma segura, pero todos los esfuerzos fueron en vano. Tiempo después se hizo la extracción de los niños sin vida. Dos médicos intentaron la reanimación de los menores pero no fue posible. Las víctimas en este caso hacían parte de una familia compuesta por los padres y 4 hijos: los dos fallecidos, una niña de 13 años y un niño de 8 años, quien fue el que dio aviso de la tragedia a sus familiares”.

Agregó que “hay un acompañamiento importante por parte de las unidades de infancia y adolescencia, y habrá apoyo psicosocial de personas especializadas en este tipo de situaciones difíciles, para la familia, para que los hermanos y padres de las víctimas, poco a poco hagan su respectivo duelo”.

Las autoridades adelantan las labores investigativas necesarias alrededor del siniestro, y le piden a los adultos acompañar en estas labores a los menores de edad.

Vía: Caracol Radio

Compartir