Ecopetrol toma medidas para atender emergencia en Tibú

0
190

Luego del atentado contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas en el municipio de Tibú, Norte de Santander, Ecopetrol dio a conocer las medidas que tomó para atender la emergencia.

Con más de 120 personas, cinco puntos de control alternativos y uno permanente, la compañía busca reducir los daños ambientales en la región por el derrame de crudo.

Los seis puntos de control se encuentran distribuidos en Caño Cinco y los ríos Tibucito y Tibú, con 76 líneas de barreras que buscan contener la mancha de hidrocarburo.

Además la empresa reinstaló los puntos de control alternativos Tibucito y Samanes con un total de 24 barreras, luego de que las fuertes lluvias de la noche anterior destruyeran los elementos de contención.

“A pesar de la creciente de los dos ríos, los técnicos que atienden la emergencia lograron instalar 15 líneas de barreras de contención en el punto de control permanente Club de Leones sobre el río Tibú”, indicó la petrolera.

Igualmente Ecopetrol puso a disposición del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo y Desastres de Tibú, nueve carrotanques para el suministro de agua potable para los habitantes de este municipio, de acuerdo con el plan propuesto por la empresa de acueducto municipal.

“El equipo de trabajo avanza en la planeación de las labores de limpieza, las cuales se harán en forma paralela a las actividades de contención y recuperación del producto en los puntos de control”, explicó la empresa.

Finalmente la compañía hizo un llamado para que cesen estos actos violentos que atentan contra la integridad de las personas y dañan gravemente los recursos naturales de la región.RCN

Compartir