Los dos capturados sindicados del asesinato de la Universitaria Nataly Salas fueron enviados a la cárcel

0
752

Un juez con funciones de control de garantías, profirió medida de aseguramiento en centro carcelario contra, Enio Peñata Herrera y Ángel Sánchez Tordecilla, señalados de ser los presuntos autores materiales del crimen de la universitaria, Nataly Salas, quien fue torturada, violada y abandonada a orillas de la laguna de oxidación oriental de Montería.

La decisión del juez se adoptó con el material probatorio presentado por la Fiscalía que se amparó en el testimonio de una persona con limitaciones de habla y escucha, que pasaba por el sitio la madrugada del 3 de diciembre de 2016 y fue intimidado con un arma de fuego mientras uno de los hombres capturados abusaba de la joven.

Con la ayuda de un intérprete del lenguaje de señas los detectives de la Policía Judicial que investigan el homicidio de la joven universitaria Nataly Salas Ruiz, encontraron en un sordomudo el testigo clave para dar con la captura de los dos sindicados a quienes un juez con funciones de control de garantías les legalizó las capturas materializadas el jueves por la noche en Monería y San Pelayo.

La narración del fiscal seccional 4 de Montería, Héctor Castilla Plaza, la noche del viernes, durante la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento en la sala 4 del Palacio de Justicia de Montería, afirma que la persona con limitaciones de habla y oído pasaba por el sitio la madrugada del 3 de diciembre de 2016 y fue intimidado con un arma de fuego mientras uno de los hombres capturados abusaba de la joven.

El testigo los reconoció además en un video que analizaron los investigadores toda vez que el sitio del homicidio, donde además fue abandonado el cuerpo de Nataly, fue el barranco de la laguna de oxidación de Montería, en el noroccidente.

Nataly Salas Ruiz, quien contaba con 19 años y estudiaba Licenciatura en Matemáticas en la Universidad de Córdoba, fue hallada muerta en ese sitio en la madrugada del sábado 7 de diciembre, es decir, casi cuatro después de haber salido de su casa, en el barrio Villa Cielo. Su cuerpo estaba en estado rígido.

El fiscal agregó a sus alegatos que, además del testimonio de la persona con limitaciones, dos trabajadores de un restaurante de la ciudad reconocieron que la joven había estado allí el mismo 3 de diciembre, comprando comida para llevar, con un soldado que presta el servicio militar en Chocó y a quien había conocido por Internet. Sin embargo, los investigadores comprobaron que Nataly salió con vida de una vivienda en la que había permanecido por varias horas con el militar.

Los dos detenidos como sindicados del homicidio de Nataly no se allanaron a los cargos de feminicidio agravado y acceso carnal violento agravado. Sus identidades se mantienen en reserva toda vez que el juez que lleva el caso suspendió la audiencia la noche del viernes para retomarla este lunes y manifestar su decisión, sobre si les dicta medida de aseguramiento o si por el contrario los deja en libertad.

Lo que sí pudo comprobar la Fiscalía es que la joven universitaria fue violada, torturada, asesinada mediante estrangulamiento y luego le causaron golpes con arma contundente en el rostro para dejarla irreconocible.

Las autoridades creen que tras este crimen hay más personas involucradas, entre ellos un pastor evangélico, de la iglesia a la que pertenecía la joven estudiante de matemáticas.

Compartir