Macabro: Venezolanos matan y entierran en caneca a exmilitar y a su esposa

0
12504

Macabro hecho fue el que se puso al descubierto en las más recientes horas en el municipio de Viotá, Cundinamarca: un militar en retiro y su esposa, una mujer venezolana, fueron asesinados en días pasados por dos hombres venezolanos, que materializaron un escalofriante crimen.

Según las primeras pesquisas que tienen las autoridades sobre el hecho el uniformado en retiro, previamente identificado como Guillermo, tomó contacto con dos hombres venezolanos, previamente identificados como José Alejandro de 27 años, y Jesús de 35, para que realizarán unas labores en su casa de descanso en la vereda Atalá, zona rural de este municipio.

En efecto, los trajo desde el sector de El Salitre en Bogotá hace aproximadamente 15 días hasta la casa que estaba haciendo en esta localidad, para que al parecer, reforzaran unos muros y realizaran una piscina allí. Todo era alegría para la pareja, que presuntamente decidió viajar con ellos para supervisar las labores.

Pero el pasado jueves algo empezó a salir mal: los vecinos del sector, que muy bien conocían a la pareja, se mostraron extrañados al no tener noticias de ellos durante varias horas. Ambos no aparecían, y temerosos, realizaron el llamado a las autoridades para que verificaran lo ocurrido.

Las autoridades atendieron el llamado de la comunidad, y llegaron a la vereda en mención sobre la 1:00 de la mañana de este martes. Tras inspeccionar el inmueble, hallaron dos cadáveres en un baño ubicado en la parte trasera de la casa. Se trataba de los dos esposos. El hallazgo hecho por los judiciales fue horripilante.

Estos venezolanos tuvieron tiempo de enterrar bajo cemento, con una caneca como fachada, a Guillermo, para evitar los olores fétidos. Encima, reposaba el cuerpo de su esposa, que estaba visible, y con la que, al parecer, los homicidas pretendían hacer lo mismo que con el uniformado en retiro.

Cuentan vecinos del sector que aquellos hombres negaban la presencia del militar en retiro, actualmente fungiendo como abogado, y de su esposa, aduciendo que no querían ver a nadie, y que incluso recibieron el llamado de sus familiares, quienes mostraba preocupación por no tener noticias de ellos durante horas. De ahí a que se produjera el llamado a las autoridades.

Los venezolanos, que ya fueron identificados y están siendo buscados por uniformados de la Policía, al parecer huyeron con varias pertenencias de la pareja, entre ellas la camioneta del uniformado. Los hechos son materia de investigación para las autoridades.

Miembros del CTI de la Fiscalía ya realizaron la inspección de los cadáveres, que al parecer estaban algo más de un metro bajo tierra. entre los elementos hurtados, aparte de la camioneta, figuran televisores, computadores, joyas y dinero en efectivo. Conmoción hay en dicho sector dle municipio, del que sus habitantes aducen es muy tranquilo.

Compartir