ONU pide sece a la violencia en el Catatumbo

0
512

Mediante un comunicado, la ONU denunció la grave situación humanitaria que se viene dando en la región del Catatumbo, Norte de Santander, por cuenta de los enfrentamientos entre los comandos armados del ELN y el EPL desde hace más de un mes.

Señalan que son casi 144.000 las personas afectadas por las circunstancias de violencia, donde ni siquiera se pueden movilizar tranquilamente y se han visto impedidas para acceder a servicios y bienes básicos.

El reporte de la ONU da cuenta de 2.819 personas desplazadas por la situación no cuentan con garantías para su retorno. Además, hay 44.829 niños y niñas que han tenido que interrumpir su año escolar ante la inseguridad de la zona.

“También se han generado limitaciones a la autonomía, gobierno propio y movilidad del pueblo Barí”, recalca.

Denunciaron además que se ha generado una grave amenaza contra la vida de los líderes de la región, inclusive uno de ellos se encuentra secuestrado.

Así mismo, esta violencia viene menoscabando gravemente la vida y la integridad de los líderes locales. Varios miembros de las juntas de acción comunal y defensores de derechos humanos han tenido que desplazarse, confinarse, han sufrido daños a su integridad física y uno de ellos permanece cautivo”, explicó el organismo internacional.

La razón del caos que mantiene al Catatumbo sumido en una crisis social se desprende de los enfrentamientos del Eln y el Epl por el control del cultivo de hoja de coca en la zona, que resulta ser el sitio con mayor densidad de cultivos ilíticos del país, de acuerdo con las cifras de la Misión de la Onu contra la Droga y el Delito (UNODC), con 24.587 hectáreas.

A eso se suma que a esta zona en disputa, que antes pertenecía a las Farc, volvieron las disidencias de la guerrilla, con lo que son ya tres actores armados en pie de guerra en la zona.

Con información de El Colombiano

Compartir