Segundo round de la pelea interna del CD para escoger su candidato a la Gobernación de Córdoba

0
66

En menos de una semana la dirección departamental del partido Centro Democrático ratificó su inexperiencia de manejo y control político para dirimir una competencia interna para escoger su candidato a la Gobernación de Córdoba.

Ayer, miércoles 13 de marzo el tinglado cambió de sede, pasó del auditorio de la Universidad Cooperativa de Colombia, al club campestre de la ciudad de Montería.

Después del primer choque al interior de la colectividad y puesto al desnudo por el precandidato Olegario Ortega, al expresar públicamente que el ejercicio tiene cartas marcadas para favorecer al ex militante de Cambio Radical y ex secretario de la administración Lyons, Carlos Gómez Espitia, ayer se volvieron a trenzar en duras polémicas.

En frente de los validadores designados por el expresidente Álvaro Uribe, precandidatos como Olegario Ortega y Cesar Jattin Feris, expresaron molestias por que según ellos estaban cambiando las reglas de juego. Hubo discusión hasta por un nuevo foro programado para tratar temas de producción agropecuaria en Cereté, luego cambiaron a Planea Rica, entre otros aspectos.

El episodio está enmarcado en la discusión interna que permitiera definir el mecanismo final de selección del candidato. Se suponía que esta semana deben, a juicio de los validadores del partido, depurar la lista de 6 precandidatos y entre ellos definir las reglas de juego de escogencia.

La propuesta de Olegario Ortega es que la definición del candidato se haga mediante una consulta interna abierta, en igualdad de condiciones y que verifiquen los más de 2 mil inscritos en el partido, y no solo los validadores que hoy asisten al mecanismo interno del partido.

Los ánimos y reclamos se fueron nuevamente alterando, “por culpa del que nos divide, a quien le han ido acomodando el camino”, reiteró Olegario.

Lo que ellos consideran como una falta de respeto hizo que hasta el exdiputado y curtido dirigente político, Cesar Jattin Feris, anunciara su retiro como precandidato, acción que fue reconsiderada, incluso después de insistirle otros precandidatos.

“Ayer el que quería renunciar era yo”, expresó.

Olegario Ortega, reconoce que desde que empezó a hacer púbico sus molestias le llovieron críticas, dentro y fuera del partido y por eso, según sus palabras, debe ser el primer eliminado de esa contienda política.

Olegario Ortega, es uno de los más viejos y radicales militantes del partido Centro Democrático, y el único que se atreve a hablar de ese tema en medios de comunicación. Al precandidato Carlos Gómez, se le ha consultado y prefiere solo pronunciarse al final del proceso.

Compartir