“Si aparezco muerta, estoy en esta dirección”: la advertencia de joven paisa asesinada en México

0
205

El sueño de Daniela Patiño era visitar Israel. Con sus 22 años su gran ilusión era conocer Tierra Santa y convertirse en youtuber pero todas estas metas quedaron frustradas luego de que cayera presuntamente en una temible red de trata de personas.

Daniela era estudiante de Comunicación Social y Periodismo en la Universidad Minuto de Dios de Medellín y estaba a la espera de retomar sus estudios hasta que recibió una oferta de alguien que la contactó en sus redes sociales.

La joven fue tentada por una persona que le ofreció un trabajo en un restaurante en España. Le ofrecían los tiquetes y cubrir los gastos en la primera parte del viaje. Daniela vio en esta oferta la oportunidad para acercarse a su sueño de conocer Israel y decidió aceptarla pese al escepticismo de sus padres.

“Ella se dejó enredar en las redes sociales con personas inescrupulosas que le mandaron los pasajes supuestamente para España”, contó Elkin Patiño, padre de la joven.

Las sospechas empezaron desde el primer día del viaje, que fue el 16 de agosto.

“Ella no llegó a España. Había salido el día 16 de agosto a las 7:30 p.m. de la noche y a las 4 de la mañana. Mandó un mensaje que ya había llegado. Algo que nos pareció curioso porque supuestamente iba para Europa y no daban las cuentas del tiempo”, explicó el padre.

Días después, la joven compartió varios videos acompañada de otras mujeres y según sus padres eran desde lugares muy bonitos.

Pero la intranquilidad volvió a apoderarse del papá de Daniela cuando ella le manifestó que no la habían aceptado en España porque no tenía dinero y le contó que se encontraba en Guatemala.

La joven angustiada le contó a su padre que estaba envuelta con personas peligrosas que la habían amenazado con matarla a ella y a su familia.

Al parecer, Daniela pudo escapar de sus captores y viajó en bus a México con un millón de pesos que le envió su familia. La joven llegó a Playa del Carmen en donde se encontró con unos amigos que eran dueños de un hotel. Un ciudadano israelí y otra colombiana.

Daniela, que había crecido en el municipio de Bello, decía en las comunicaciones con su familia que la estaban persiguiendo y que le exigían dinero para dejarla en paz.

Elkin le pidió a su hija que regresara pero ella le dijo que no podía hacerlo porque estaba lidiando con personas peligrosas que le advirtieron que le iban a hacer daño a ella y a su familia que estaba en Colombia.

“Papá esto es una trata de blancas. Son personas muy peligrosas y no quiero que les pase nada. Si aparezco muerta, estoy en esta ubicación”, le explicó Daniela a su padre en una de sus conversaciones.

La joven estuvo en Playa del Carmen por cuatro días hasta cuando el día martes 10 de septiembre, salió a comprar algunos productos en un Supermercado cerca al hotel y desapareció.

“A los tres días me llamó la amiga de ella del hotel. Me dijo que Daniela estaba desaparecida y que había dejado la ropa, la maleta y el pasaporte”, relató Elkin Patiño, padre de la joven.

“El viernes (13 de septiembre) nosotros fuimos a poner el denuncio aquí en Medellín y el lunes (16 de septiembre) también a la Defensoría del Pueblo a la espera de alguna ayuda en México”, agregó el papá de Daniela.

Las esperanzas de la familia Patiño de encontrar a su hija con vida se diluyeron en la madrugada del martes cuando la madre de la joven fue contactada por un noticiero mexicano que buscaba confirmar si un cuerpo que habían encontrado cerca de una carretera de Playa del Carmen era el de Daniela.

“Nos enviaron una foto no del cuerpo sino solo del brazo en el que tenía tatuada la palabra ‘inefable’. Ahí supimos que sí era ella”, dijo el padre.

El cuerpo fue encontrado desnudo, con la ropa a un lado y en alto estado de descomposición por lo que la única forma de identificarlo fueron los tatuajes.

La justicia mexicana ya completó los estudios relacionados con el cuerpo y la familia está a la espera de que sea repatriado. En este proceso ha tenido el apoyo de la Cancillería pero siguen recolectando el dinero para que una Funeraria transporte el cuerpo de vuelta a Colombia.

En México cada día mueren asesinadas 7 mujeres y se calcula que 1.200 han muerto hasta agosto de 2019. Ya son varios los casos de colombianas que fallecen en ese país en circusntacias violentas.

Compartir